Ir al contenido principal

El flamenco, su evolución histórica.

Sobre la historia del flamenco se ha escrito y se seguirá escribiendo en el futuro libros, téxis, ensayos, biografías, estudios, y reseñas en diferentes medios de publicación, como este mismo blogs, revistas especializadas etc....todo ello con el fin de mantener vivo el arte flamenco, que como tal, es capaz de generar múltiples opiniones y estudios sobre su naturaleza y estado.
   Es de común acuerdo entre especialistas y profesionales que se han dedicado y se dedican al estudio de este arte y el origen del mismo, naciendo en Andalucía, formándose por las diferentes culturas que se han ido depositando en esta región. Fenicia, griega, romana, judía, árabe, castellana y gitana, entre otras. De esta misma forma se puede comprobar de manera generalizada como cualquier escrito sobre su historia, hace mención a las primeras publicaciones de Cervantes o "Demófilo" y otros escritores costumbristas extranjeros  como punto de partida para establecer las bases históricas del flamenco, aunque se pueden encontrar  otros caminos, o fuentes de información en la literatura lírica popular española.
   Se conoce, que el arte flamenco, anterior a la segunda mitad del siglo XIX (1850) se encuentra muy difuso y poco conocido al carecer de datos y testimonios escritos que avalen con firmeza su origen y desarrollo. Esto se debe a que el flamenco se construye sobre una base oral y generacional, que como norma sufre alteraciones y deformaciones, siendo una manifestación cultural propia del pueblo que trata de expresar sus vivencias y sentimientos a través de cantares literarios exentos de anotaciones musicales escritas, por lo que el único medio musical es la transmisión oral, tanto instrumental como
en el cante.
  
De ello, se tiene constancia por diferentes obras pictóricas de la época, como este ejemplo, y artículos publicados en diarios y revistas en ciudades como Cadiz, Sevilla, Málaga, Madrid y, fuera de España, como La Habana (Cuba) en donde aparecen principalmente los primeros artistas de un primitivo flamenco que se manifestaba en el baile principalmente y al canto como forma secundaria.
 En esta primera época, denominada por la flamencología "Hermética" el flamenco se encontraba poco difundido, dándose solamente en grupos de familias, amigos, fiestas particulares, patios comunitarios y en las zonas rurales, mayormente en forma folclórica.
En aquellos años los instrumentos que se utilizaban, para acompañar el baile y el cante, eran panderos, sonajas, panderetas, palillos y castañuelas en cuanto al ritmo; vihuelas, violines y violas eran los instrumentos más característicos a la música de acompañamiento. Con el tiempo es la guitarra española en su variante  flamenca, la que definitivamente se alza como instrumento principal.

Guitarra barroca siglo XVII- XVIII 
guitarra española 
En las siglos XVII y XVIII el repertorio de sones españoles compuestos por danzas y bailes de origen popular como las jarchas, villanas, españoletas, marizápalos, canarios, gallardas, folías, zarabandas, fandangos, y seguidillas castellanas fueron transformándose en estos siglos, sobre todo en el ámbito cortesano, permaneciendo de forma más estable en el pueblo, que recogía y memorizaba las formas más populares haciéndolas suyas con las consiguientes deformaciones.
   La poesía y la guitarra son elementos fundamentales y base para expresar el cante flamenco, la poesía dota de una fuerza expresiva y anímica única de los estados de la persona con la apremiante exigencia de adaptación de una música particular, y en esto la guitarra española toma especial preponderancia en aplicar la música necesaria como elemento capaz de ajustar los sones precisos a las necesidades de los cantaores y bailaores.
  En sus albores los primeros guitarristas ejercían unas básicas formas de acompañamiento, limitándose a rudimentarios ejercicios de rasgueos y picados como elementos musicales, careciendo en estos años de formulas didácticas y técnicas musicales, su ejecución se basaba en el conocimiento del toque por "oído" o aprendizaje no culto.
   En la historia del flamenco, aparece la figura del primer guitarrista flamenco, Francisco Rodríguez Murciano, (Granada 1795- 1848) conocido por "El murciano", con grandes cualidades para el toque, pero sin conocimientos de música, según su biógrafo. Admirado por el músico ruso Mikhael Glinka quien pasaba largas temporadas en Granada escuchando al Murciano, sorprendido por la facilidad y capacidad  de este guitarrista en ejecutar múltiples variantes armónicas en sus interpretaciones.

 Francisco Rodriguez Murciano (Granada 1795- 1848)
En el cante se relaciona a Tio Luis el de la Juliana como primer cantaor flamenco aunque desconocido, aparecen en el panorama El Planeta y su discípulo el Fillo, y supuestamente la Andonda como primera cantaora por Solea. 
Entrada ya la segunda mitad del siglo XIX 1850, el flamenco ha salido de su entorno reducido para hacerse popular debido a la demanda de la afición, para ello un echo importante ha influido en este incipiente arte, es la segunda época denominada "los cafés Cantantes" o años de la edad de oro del flamenco.
   Estos cafés o locales de amplias dimensiones, se han puesto de moda en las grandes ciudades de Europa, principalmente en París, y España, sigue su linea dando su aparición  en las principales ciudades de Andalucía, Madrid y otras localidades de la geografía nacional. En Sevilla aparece el primer café cantante en 1847. En estos años los estilos flamencos comienzan a definirse, se cantan estilos como la Caña, el Polo, la Solea, Seguiriya, Tangos, Malagueñas, Alegrías, y cantes de Levante. Destacan Juan Breva, Loco Mateo, Rojo el Alpargatero, la Serneta, Enrique el Mellizo, Paco la luz, Tomás el Nitri (primera llave de oro del flamenco), sobresaliendo sobre todos la figura de Silverio Franconetti, quien inaugura en 1881 su propio café cantante, dignificando al artista flamenco, instaurando unas pagas fijas.
 Café cantante Chinitas
La guitarra aparece de la mano de guitarristas como, El maestro Patiño, Paco de Lucena, Juan Gandulla Habichuela, y Javier Molina. El Baile adquiere principal protagonismo con bailaoras como la Macarrona y la Argentina. En estos años el baile es el principal motor de expansión del flamenco fuera de España.
  En esta época de la llamada Edad de Oro en el flamenco, este experimenta una evolución notable.
La proliferación de los cafés cantantes, hace que los artistas flamencos se profesionalicen en dura competencia para lograr un  puesto fijo, aparecen los grupos de baile como reclamo principal hacia el espectador, al tiempo que estos grupos con las principales figuras del baile salen de España, en busca de fama y dinero, difundiendo este arte. La guitarra experimenta una mejor preparación con aportaciones de técnicas de la guitarra clásica aportadas por guitarristas con estudios musicales, lo que aporta lineas fijas en música, como compás y ritmo, asentando muchas de las bases para los diferentes estilos.
 Finalizando ya el siglo XIX, aparecen nuevos estilos flamencos. Cantiñas, Campanilleros, Granainas, Peteneras, Bulerías y Solea por Buleria, los cantes de Ida y Vuelta como la Guajira, la Colombiana, La vidalita, la Milonga y la Rumba, sones antillanos que son aflamencados por los artistas que regresan del continente americano. y de las últimas colonias españolas. El fandango abandona su forma folclórica irrumpiendo con fuerza en la afición y público general.
  El Flamenco vive su máximo esplendor. en estos últimos años y primeros del nuevo siglo XX, dos figuras sobresalen en el flamenco, creando y asentando las bases definitivas musicales  de los estilos flamencos. Al cante el cantaor jerezano D. Antonio Chacón y a la guitarra el madrileño Ramón Montoya, con este guitarrista la guitarra comienza a emerger de su segundo plano. Es el principal motor del compás y ritmo musical, siendo el carril por donde debe llevarse el cante y el baile, fijando
las pautas de ellos.

Ramón Montoya
  los grandes cafés cantantes,comienzan a desaparecer, dando aso a otros espacios más pequeños que reciben el nombre de tablaos, estos lugares se convierten en verdaderas escuelas, para el artista flamenco, horas y horas de trabajo compartido, la mayoría de los días hasta el amanecer.
   El flamenco es llevado a los grandes espacios, teatros, y plazas de toros, debido a la demanda del gran público. En esto influye la aparición de las nuevas fuentes de difusión, la Radio y los soportes magnéticos de grabación, que dan publicidad y fama a los artistas; concursos radiofónicos y espacios de retransmisión radiofónica donde se emiten a los cantaores de mayor fama. Las compañias flamencas denominadas "Operas Flamencas" que disponen de mayores y mejores medios de desplazamiento, con la aparición del ferrocarril, los vehículos de motor y la navegación a vapor dan como resultado que el flamenco llegue a extenderse por la mayoría de los continentes. En esta época el fandango y los cantes de ida y vuelta son los solicitados por el gran público, en deterioro de otros estilos con mayor profundidad de sentimientos, como la seguiriya, la tona, o la propia solea. 
  En los años siguientes el flamenco se internacionaliza, gracias al baile, que tiene mayor impacto fuera y dentro de España. son figuras internacionales entre otras, La Argentinita, Vicente Escudero, Carmen Amaya y Antonio Ruiz.
  Corriendo en el tiempo el flamenco se va enriqueciendo en técnica, el baile y el cante van siendo guiados por la guitarra. en los años siguientes, aparecen unas corrientes puristas, dirigidas y encabezadas por el cantaor Antonio Mairena, que defiende a ultranza los estilos más clásicos gitanos con la intención de rescatar estilos casi olvidados. siguiendo su linea defensora, aparecen los festivales y las peñas en defensa de la tradición.
 Mediado el siglo XX el flamenco evoluciona nuevamente, desaparecen las grandes compañias "Operas Flamencas". Permanecen los tablaos flamencos, aunque en menor cuantía, dirigidos estos hacia un público más turístico, como los tablaos del Albaicin en Granada. 
   El flamenco se estudia y analiza, dando comienzo a la edición y publicación de libros y biografías de los artistas mas señeros y la propia historia del flamenco. El mercado está inundado de publicaciones y discografías que llegan al gran publico.
  Artistas de primera línea llegan a alcanzar fama internacional. Al cante sobresalen, Pastora Pavón "Niña de los Peines", Manuel Vallejo, Pepe Marchena, y Juanito Valderrama entre otros. En el baile, destacan sobremanera, Carmen Amaya, y Antonio Gades. En la guitarra, Perico del Lunar, Niño Ricardo y Sabicas que llega a obtener varios discos de platino en la década de los años 60 internacionalizando la guitarra flamenca, llegando a ser el primer guitarrista que colabora con otras lineas musicales como el jazz, con este guitarrista la guitarra flamenca experimente una nueva formula de virtuosismo, que será seguida y estudiada por sucesores, como Paco de Lucía, Serranito y Manolo Sanlucar.
Sabicas

Niño Ricardo
  A pesar de la evolución que el flamenco experimenta de la mano, siempre de la guitarra como guía musical, las siguientes décadas son cruciales para el flamenco, las nuevas tendencias en busca de una renovación flamenca, con el llamado flamenco pop, la aparición del pop y el incipiente rock, desplazan al flamenco de los principales medios de difusión en la radio irrumpen programas como los cuarenta principales, donde el flamenco desaparece casi por completo. La nueva TV, que semanalmente incluía artistas flamencos, suprime a estos. En este estado de acontecimientos musicales, aparecen dos grandes figuras que dan un aliento renovador a este arte. Al cante Camarón de la Isla con el acompañamiento del guitarrista Paco de Lucía, sus estilos revolucionan al publico general, sus temas se introducen durante años como números unos de ventas y se escuchan en la radio y discotecas, sus conciertos llegan a ser multitudinarios. Con ellos el flamenco llega a alcanzar las cotas más altas, sobre todo la guitarra flamenca que llega al virtuosismo mas reconocido, su técnica es estudiada y seguida en la actualidad por todos los nuevos guitarristas que le toman como fuente y caudal para su inspiración.
   Camarón y Paco de Lucía

 En paralelo a la guitarra, sus dos hermanos, el cante y el baile, también sufren un proceso evolutivo, los cantaores, estudian y practican técnicas de canto y voz, a sí como el compás de los diferentes estilos, nada se deja al azar incluyendo propuestas diferentes como lo hizo Morente, Pitingo y Jose Merce entre otros.
El baile tras las grandes figuras del clasicismo como el Greco, Mario Maya, y Cristina Hoyos entre otros, se presenta con formulas nuevas en nombres de artistas como son; Sara Baras, Israel Galván, Joaquín Cortes o Farruquito, presentando coreografías de vanguardia, en muchos de sus conciertos.
  El arte flamenco, y todo lo que encierra, no deja de ser una manifestación cultural creada por el el ser humano, en el que se expresa de una manera muy particular y única los sentimientos mas profundos del mismo, formado por cuatro elementos, la poesía, el baile, el cante y la música; por lo que están sujetos a diferentes influencias que se manifiestan a través de los años  dependiendo de los diferentes cambios sociales que intervienen en su historia.
  Por ello mismo los estilos flamencos desde su aparición están sujetos a diversos agentes que van influyendo para llegar a ser los estilos que hoy día conocemos.
   Sabemos actualmente que el flamenco no es folclore, pero en su mayoría los estilos han nacido de un folclore extendido por toda la geografía española, que en la región andaluza, tomando diferentes puntos locales, como Cádiz, Sevilla, Málaga, Granada, Huelva, Jaén, Córdoba, Almería y la provincia de Murcia y dentro de estas otros puntos más concretos, como Jerez, barrio de Triana en Sevilla, Alosno, los verdiales de Málaga, Cartagena y la Unión en Murcia tomán unas características propias y especiales al aplicarse su forma musical denominada flamenca creada por los primeros artistas que fueron creando y recreando los diferentes grupos principales de los estilos actuales.
   Hipotéticamente  se puede decir que del antiguo Romance medieval se desprenden las tonas, y otros cantes; de la seguidilla castellana toma su forma la seguiriya gitana, de los bailes y cantes folclóricos como los fandangos, nacen al ser aflamencados, estilos como las malagueñas, granainas, fandangos de Huelva y todos los personales, del fandango abandolao, estilos de Lucena, jabera, rondeña, jabegote y verdiales; además de los estilos levantinos, incluso llegando a un estudio más serio, y amplio los estilos de ida y vuelta, que en su principio son sones llevados a las américas por españoles durante los siglos XVI y XVII, que ya en los siguientes XVIII y XIX, son retomados y aflamencados por cantaores/as que se desplazaron a esas tierras y regresaron re-elaborando y adaptando al flamenco.
Por lo tanto el flamenco ha ido manifestando una continua evolución a través de su historia creada por sus propios creadores. Son varios los factores que influyen según se a apuntado ya, pero se debe de tener en cuenta la gran influencia que ejerce la guitarra sobre la evolución y perfeccionamiento del flamenco, que en las últimas décadas, teniendo como referente a Sabicas y, como pilares del flamenco actual a los guitarristas Victor Monje "Serranito", Paco de Lucía y Manolo Sanlucar, la guitarra flamenca a conseguido llegar y llevar al flamenco a unas altas cotas de perfección difícilmente superables, mantenidas por  alumnos ya consagrados, como se puede citar a: Vicente Amigo, Gerardo Nuñez, Manolo Franco, Niño de Pura, Tomatito, Jose Antonio Rodriguez entre otros dignos de mención.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Edu Hidalgo, cantaor flamenco de la nueva generación

Hace tiempo que me hago esta pregunta, ¿esta en decadencia el flamenco en Valladolid?. En la actualidad ya no tengo ninguna duda. Creo que si. Dado los últimos acontecimientos, que se están produciendo en esta ciudad con los sucesivos cancelamiéntos de diferentes recitales por falta de afluencia pública a los mismos. Teatros como el Carrión, Zorrilla y Cervantes presentan a destacadas figuras del flamenco, como; Arcangel al cante, Antonio Canales al baile, el joven y virtuoso guitarrista Amos Lora, y poco asistencia al Calderón en el espectáculo de baile presentado por el Ballet Nacional de Andalucía, hace entrever que la afición al flamenco en Valladolid se encuentra en franca decadencia en estos últimos años. Sobre ello espero poder reseñar los próximos meses de Noviembre y Diciembre que presentan nuevos recitales de jóvenes que luchan por abrirse camino en este difícil y escabroso arte. Esperemos que solo haya sido un pasajero lapsus del principio otoñal y, se puedan mejorar las n…

El flamenco en Valladolid- recital de Ezequiel Benitez

En los últimos días de noviembre y primeros de diciembre del presente año 2017, después del fracaso por la falta de asistencia de público y la afición flamenca de esta ciudad de Valladolid, donde  los anteriores recitales programados, con las pretendidas actuaciones del cantaor Arcangel, el bailaor Antonio Canales, el guitarrista Amos Lora, en los respectivos teatros de la ciudad, como el Zorrilla el Carrión y, otras en el teatro Cervantes, con los recitales de la cantaora zamorana Eva Valle, la bailaora Lita Blanco y su grupo. El futuro no se presentaba prometedor, para los siguientes acontecimientos, sin embargo el acto de reconocimiento al guitarrista local Luis Lara, presentado por algunos aficionados en el teatro Cervantes el pasado domingo día 19, arrojo un poco de luz sobre el futuro incierto  del flamenco en esta ciudad.    De esta forma, el recital que ofreció el pasado sábado día 2 de diciembre en el teatro Carrión, el cantaor Ezequiel Benitez, sobre su disco "Quimeras…

Recital de Silvia Verdugo en la cafetería del Teatro Zorrilla.

Recordando las veladas que se ofrecían en el viejo café España, por donde pasaron primeras figuras del cante y toque flamenco, como Manuel Agujetas, Meneses, Diego Clavel,entre otros muchos que están en mi memoria, a sí como guitarristas de la categoría de Antonio Carrión, y Paco Cortés. En la noche del viernes pasado día 9 de Marzo 2018, en la cafetería del teatro Zorrilla de Valladolid, encla vado en los antiguos soportales de la plaza mayor de esta ciudad. Regentada esta cafetería por Santy, quien en años pasados regentó y dirigió el café España, último icono del  café cantante de esta ciudad, recuperando el pasado, ofreciendo a sus clientes y aficionados al flamenco local la posibilidad de volver a las noches nostálgicas flamencas, con la presencia en este nuevo espacio de la cantaora Silvia Verdugo acompañada del guitarrista Miguel Uña.
Pasados unos minutos de la hora anunciada, en espera de su presentación por parte de la dirección, con el local completo de aforo, inició el rec…